lunes, 7 de abril de 2014

Falda corta

En la noche, no camino sola, peligroso
En la casa, yo limpio, me hago cargo
Es mi cuerpo, no lo muestro, da vergüenza
Es un halago, un extraño, estoy callada

Es mi escote, falda corta, fue mi culpa

miércoles, 2 de abril de 2014

Palabras bonitas

Tienes figuras de papel en tu escritorio, lentes de marco grueso sobre tu cara, los ojos más brillantes de los alrededores y los poros más abiertos del condado.
Tienes música compacta que llevas a todas partes, tienes sonidos escondidos entre tus cabellos esponjosos.
Tienes los dedos más suaves de la cuadra, letras regadas por todo tu cuarto.
Tienes colecciones infinitas de tapas e imanes, imágenes guardadas bajo llave dentro de la papelera de reciclaje.
Tienes todo en esta vida y en las siguientes, tienes más compañía de la que quieres  y no tienes palabras bonitas en tu boca.


sábado, 29 de marzo de 2014

Para recordar





Cuando luces rosas entran en mi cuarto no quiero abrir los ojos. En mi sueño estoy más cómoda, puedo sentir sabores, sonidos. No me gusta cuando todo es rosa en primavera prefiero mi sueño, es más tranquilo no hay colores, no hay tiempo.

Cuando el calor se apodera de mi cuarto no quiero salir, estoy bien entre mis sábanas, no hay palabras solo imágenes, cuento las flores estampadas en la tela, cuento las arrugas de mis dedos sin abrir mis ojos. Cuando el viento se lleve mis sabanas sabré que es el momento de levantarme.

jueves, 13 de marzo de 2014

Dos Paraísos


Al otro lado del río se ven colores brillantes. Si me quedara al otro lado del río comenzaría de nuevo, compraría una tostadora y un nuevo cuaderno. 
Te mandaría invitaciones para que tomemos té endulzado con miel, saldríamos a caminar y jugaríamos a hacer fotos con filtros retro en tu celular inteligente. 
Son dos paraísos separados por un río, solo un puente de distancia. Si me quedara al otro lado del río lloraría una vez por semana, eso sería suficiente, luego cantaría dentro y  fuera de la ducha, te invitaría para que juguemos a hacer canciones que no terminen nunca, cocinaría tu plato favorito con pizcas de nuez moscada y de postre un pastel con frutillas y crema de leche. Cuando se acabe la hora de visitas y vuelvas al otro lado del río montaría una pequeña playa en mi cuarto de baño y me hundiría en la tina con un poco de sal marina. 

miércoles, 26 de febrero de 2014

Campus

Antes del medio día cuando todavía el sol está frío vamos a dar un paseo por el campus. Nos gusta ver los mismos árboles sin hojas, las mismas canchas de tenis descuidadas, diferentes autos y bicicletas. Contamos los pasos desde la residencia hasta el pino más grande.
Una vez vimos una casa de muñecas tamaño real, era rosada y cubierta de enredaderas, está muy abandonada pero adentro hay estatuas y pinturas elegantes, hay un piano de cola sin teclas y muchos gatos. Quisiéramos vivir ahí y hacer fiestas de té todos los jueves porque no tenemos clases ese día a la tarde. En el camino de vuelta vimos otra casa, parece una casa de campo, es bien pequeña. En las noches hacen fiestas y juegan billar mientras escuchan éxitos de los ochenta. Una vez incendiaron uno de los cuartos y desde entonces cuando pasamos por ahí nos quedamos viendo la sala de billar imaginándonos en medio del incendio.

El rey ilusión


Humo espeso, seca los labios, humedece los ojos.
Te espero todo los días debajo de mi cama,
nunca llegas a tiempo, nunca llegas.
Te quedas en el suelo y rojas líneas brotan de tu piel
para tratar de explicar qué pasa en tu cabeza.
Humo espeso estancado en la garganta.
Dejas líneas abiertas en tu cuerpo
mientras me lees un cuento.
Es difícil verte en medio del humo.
Para mí eres el Rey Ilusión.
Dices que los poemas son como los sueños
¿este es un poema o un sueño?
Te espero en el armario,
nunca llegas a tiempo, nunca llegas
Siempre estás

lunes, 17 de febrero de 2014

Toc, Toc

5 nubes redondas y gordas en el cielo
5 dedos en la mano
5 arrugas en el codo
(toc, toc)
Cuento 5 veces para saludarte
10 para decirte que te quiero
15 veces me cepillo el cabello
(toc, toc)
15 pasos hasta el baño
Cuento hasta 20 para despedirme
Una vez me presionaste
(toc, toc)
5 veces te empujé
De cinco en cinco aumentan los días que te extraño
20 es el número de mentiras que te dije
Cierro los ojos 15 veces antes de dormir

Siempre cuento para ir a dormir